ALOJAMIENTO Y COMIDAS, CONTRIBUYEN AL CRECIMIENTO DEL PAÍS

En el primer trimestre del 2022 el Producto Interno Bruto de Colombia creció un ocho punto cinco por ciento (8,5%), y un punto por ciento (1,0%) comparado con el trimestre inmediatamente anterior, y una de las actividades económicas que más contribuyó al crecimiento fue el sector de alojamiento y servicios de comida con tres (3,0) puntos porcentuales a la variación anual del valor agregado, según el último reporte entregado por parte del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas -DANE-.

Es importante tener presente que alojamiento, bares y restaurantes representa alrededor del siete por ciento (7%) del empleo total del país y un cuatro punto dos por ciento (4,2%) del PIB del país, tal como consigna el Portal de Información Turística de Colombia -PortuColombia-, y significa que este sector del turismo es parte fundamental que jalona la economía del país.

Si se compara con años anteriores, y tomamos como ejemplo el 2017, la rama de hoteles y restaurantes, representó el tres punto setenta y ocho por ciento (3,78%) del PIB, lo cual indica que en sólo cinco años este sector del turismo creció en un cero punto cuarenta y dos por ciento (0,42%), evidenciando su gran potencial de desarrollo, y máxime si se tiene en cuenta que en ese período se presentó una desaceleración de la economía producto de la Pandemia Covid-19.

PERSPECTIVA A LA ALZA

Si se mira más recientemente, el año pasado el aporte al PIB nacional por alojamiento y gastronomía se acercó a los $33 billones de pesos (USD $8.239 millones), y con una evidente perspectiva a la alza para el 2022. De hecho, durante los tres primeros meses de este año, el valor agregado de alojamiento y servicios de comida registró un aumento de treinta y uno por ciento (31,0%) respecto al mismo período del año 2021 y un incremento de veintisiete punto uno por ciento (27,1%) frente al mismo período del año 2020, según datos reportados por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

A finales del año pasado, la Ministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, María Ximena Lombana, proyectó que para el 2022 se deslumbraba una mayor recuperación de este sector, y estimaba un incremento del PIB entre el ocho por ciento (8%) al catorce por ciento (14%) y con unos ingresos de $37,5 billones.

CONFIANZA EN EL SECTOR

Esta proyección es una señal más sobre la confianza que tiene el Gobierno nacional sobre este sector del turismo. Si se mantiene el buen comportamiento que ha tenido los indicadores de alojamiento y comidas desde la apertura gradual de la economía a mediados del 2020, se espera que cierre el año con unos buenos resultados más de los proyectados a finales del 2021, de hecho, expertos en la materia calculan que el PIB anual puede llegar alrededor de los cincuenta billones de pesos, cifra muy alentadora para el sector turístico.

NORMALIZACIÓN DE LAS ACTIVIDADES

Estas buenas perspectivas que se esperan del sector de alojamiento y comidas, deben igualmente estar acompañadas de mecanismos o instrumentos de financiación y de políticas que ayuden a la normalización de las actividades básicas para la prestación del servicio.

Del mismo modo, debe existir una sinergia entre el sector público y privado con el ánimo de fortalecer este sector y sea un dinamizador de la economía del país. Un ejemplo, es la exención del impuesto al consumo para el 2022. La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- no cobrará este impuesto al expendio de comidas y bebidas, como una ayuda a su reactivación.

COTELCO Y ACODRES

Para la Asociación Hotelera y Turística de Colombia -Cotelco-, la ocupación hotelera a abril de este año, se sitúa en un cincuenta y nueve punto ochenta y dos por ciento (59,82%), manteniendo el promedio que en años anteriores. El 2019 se ubicó la ocupación en un cincuenta y seis punto noventa y seis por ciento ( 56,96%), y se espera que termine el año con una ocupación del cincuenta y seis por ciento (56%).

Por su parte, el sector propiamente dicho de la industria gastronómica que fue uno de los más golpeados por la Pandemia Covid-19, pues en ese período se cerraron más de 48.00 establecimientos con una pérdida de  235.000 empleos, según la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica -Acodres-.

Ahora, con la reactivación de las operaciones, se ha visto incrementar las ventas, sin llegar aún al comportamiento de años anteriores. Se espera que al  terminar este año el sector de alojamiento y bebidas, al igual que los otros sectores de la economía, crezcan de manera sostenida.


Mauricio Jiménez Ramírez

Comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana-Colombia y Master en Administración de Empresas en INALDE Business School. Director de la Revista Soy Viajero.
Comparte este Blog